Los Favoritos de Bdílé – Television
16 julio, 2010, 18:55
Filed under: Favoritos, Música | Etiquetas: ,

La música está plagada de acontecimientos, de situaciones, de “milagros” que la han ido salpicando a lo largo de la historia y que la hacen ser lo que es: única e inabarcable.

Television es uno de esos milagros. Television es una de esas bandas que ha pasado de puntillas por la historia del rock, pero que se ha convertido en un auténtico referente, en un pilar fundamental para lo que debería venir a continuación. Television no vendió ni cien copias en EEUU (No tomen al pie de la letra la cifra, no es más que una expresión), su país de origen, pero la crítica quedó encandilada desde el inicio. Su trabajo, al mismo nivel que otros maravillosos discos contemporáneos como el Horses de Patti Smith, o el Talking Heads ´77, sería una muestra más de la calidad artística que surgía del filón musical en el que se había convertido el club CBCG de Nueva York a finales de los setenta. Television estaba escribiendo el futuro y el porvenir del Punk, de la New Wave, del rock contemporáneo. Su sonido era cálido y melancólico. Era una unión de guitarras, un canto amargo y precioso. Una especie de jazz Punk que no se había oído jamás, salido de la cabeza de su líder Tom Verlaine ( pareja sentimental de Patti Smith durante muchos años y auténtico estudioso y erudito de literatura francesa ).

Muchos dicen que las canciones de Television significaron lo mismo que los himnos de Led Zeppelin o Janis Joplin en su época; incluso Brian Eno quiso ficharlos para Island, pero su escaso interés comercial hicieron que la compañía les rechazara. Finalmente firmaron con Elektra, en 1976, para esculpir uno de los discos más lapidarios de la historia de la música, Marquee Moon, un disco que parece fraguado bajo las reglas del rock progresivo, pero que en realidad es mucho más. Es un disco para pocos, un canto a lo auténtico, una verdadera colección de himnos para minorías, un peldaño fundamental en el camino que nos ha llevado hasta lo que somos hoy. Un imprescindible. Un favorito.

Anuncios


Los favoritos de Bdílé – Roxy Music
9 junio, 2010, 14:45
Filed under: Favoritos, Música

¿Se puede ser transgresor con las formas de antaño? ¿Se puede tener la elegancia por bandera y romper e innovar con todo lo establecido? ¿Se puede abrazar el cliché del viejo crooner de orquesta cuarenta años después de su olvido y ser el referente de las venideras generaciones musicales? Sí. Se puede.

Roxy Music con Brian Ferry a la cabeza son prueba de ello. En el convencimiento de la evolución constante, en la constante mutación de su estilo, consiguieron abrir las puertas necesarias para la consecución de la identidad musical de los años 80. Siendo un puente carismático, estiloso y elegante entre el glam rock de finales de los sesenta al refinamiento en las formas y en los temas de la New Wave y la música electro pop de los ochenta.

En Roxy Music, todo cabía. Desde unos comienzos glam que pronto evolucionaron en art pop , a la música de baile, el funk y los coqueteos con la música electrónica. Esas tendencias electrónicas fueron el resultado del enorme talento creativo de Brian Eno, que entraría en la banda en 1971 y la abandonaría tan sólo dos años después debido a envidias, disputas y discusiones con el ego de por medio, con el líder de la banda, Brian Ferry. No obstante, la impronta y el sabor que Eno dejó en Roxy Music, nunca desapareció del todo y fue sello de identidad desde sus comienzos hasta la desaparición del grupo en 1982.

Roxy Music, ha supuesto una referencia clave para la New Wave, el art pop o el Synth pop. Bandas como The Police, The Smiths, Duran Duran, Madness y muchas otras son testigo de ello. Siempre tuvieron éxito de público y crítica y siempre, han sido uno de nuestros favoritos. Desde Bdílé, aquí nuestro homenaje.



Los Favoritos de Bdílé – Billie Holiday
1 junio, 2010, 15:32
Filed under: Favoritos, Música

Ciertas personas necesitan tocar fondo, necesitan reptar por el fango para encontrarse, para salir a flote. Es la certeza, el conocimiento de lo cruel que puede ser la vida, de la dureza de ciertos entornos, lo que hace expresarse con una fuerza inmensamente mayor que la de los demás. Esa certeza es la que hace respirar, ese abismo es el que insufla el aire necesario para destacar, para hacer ver que ciertas personas esconden una fuerza y pasión descomunales.

Billie Holiday nació en un entorno así. Cruel. Destruido, miserable. Su madre tenía trece años cuando la trajo al mundo y su padre, que no era mucho mayor, las abandonó a los pocos meses, lo que obligó a su madre a buscar numerosas compañías de dudosa reputación, con el fin de encontrar un sustento. A los diez años, después de haber sido violada por uno de los compañeros de su madre, Billie ingresó en un colegio católico. Empezó a consumir drogas a los doce y a los diecisiete empezó a ejercer la prostitución. Dos o tres años después, en 1931, Billie empezó a cantar en clubes de jazz. Su carisma, su pasión, su dramatismo la hicieron popular en poco tiempo. Las relaciones con el mundo exterior, sin embargo, no reflejaban el éxito que su tormetosa voz le estaba provocando. Numerosas relaciones, varios matrimonios, infidelidades y sobre todo, la adicción a la heroína en los años 40, hicieron acelerar su autodestrucción mientras engordaba la leyenda como una de las mujeres clave en la historia del jazz. La célebre frase de Billie que rezaba que había vivido casi todas las canciones que cantaba, fue un fiel reflejo del valor interpretativo, la implicación y el dramatismo que mostraba en el escenario.

La canción Strange Fruit, fue considerada la mejor canción del siglo XX por la BBC, en 1997.



Los Favoritos de Bdílé – The Move
11 mayo, 2010, 15:41
Filed under: Favoritos, Música

Birmingham era, en 1966, una de las minas musicales más importantes del Reino Unido. Allí, Roy Wood, demostraría que sería uno de los portentos musicales más destacados e importantes del panorama y de las tendencias musicales del pop rock de los sesenta. Lo mismo le daba un blues que el pop más colorido; el rock más progresivo o la psicodelia más enrevesada. Roy fue un virtuoso que dominaba varios instrumentos y así lo demostró en la banda de la que fue líder y años después en ELO (Electric Light Orchestra).

Roy Wood fue un abierto admirador de The Beatles y The Beach Boys, e intentó crear un sonido vivo y alegre combinando las tendencias más pop rock de ambos conjuntos, aunque llenándolo de la potencia y la energía de otra de sus bandas favoritas, The Who. Si a este mix le unimos su pasión por la música clásica, el resultado, es como poco, brillante.

En 1966 Roy juntó a cuarto miembros y fundó The Move, que pronto serían una de las bandas más importantes de la escena musical de la ciudad de Birmingham. Su leyenda hizo que Tony Secunda (Mánager de The Moody Blues) asistiera a uno de sus conciertos y se convirtiese en mánager del grupo poco después. Secunda cambio su imagen, les hizo vestir de forma elegante y trató de crear ruido para cada una de sus actuaciones. Les hizo destrozar televisores, Cadillacs o bustos de Adolf Hitler en directo. Secunda se llevó a la banda a Londres y firmó un contrato con Decca con quien lanzarían sus primeros singles ese mismo año, Night Of Fear, (que alcanzaría el número 2), I Can Hear The Grass Grow (número 5) o Flowers In The Rain (También Número 2).

En 1968, después de separarse de Secunda por problemas legales lanzarían su primer LP, The Move, que está abiertamente considerado como uno de los mejores discos de la historia de la música pop.

Tras las idas y venidas de varios miembros de la banda, The Move lanzan un segundo e igualmente maravilloso LP, Shazam, donde Wood enriquecerá sus canciones con complejas y coloridas texturas, convirtiéndose en un excelente ejercicio que demuestra una vez más la calidad instrumental del líder de la banda.

The Move siguió en activo, pese al giro que dio su música a principios de los setenta, donde adoptaron un sonido algo más duro y progresivo (que hizo que alguno de sus miembros abandonara la banda) demostrando hasta el momento de la disolución definitiva del grupo, que fueron una perla más dentro de esa colección maravillosa y apabullante que se formó entre Inglaterra y Estados Unidos en la década de los sesenta, y que tanto y tan bien han alegrado nuestras vidas.

Aquí, varias de sus joyas. Disfruten.

Y aquí el vídeo de una de sus primeras actuaciones en directo:



Los Favoritos de Bdílé – The Band
25 abril, 2010, 19:16
Filed under: Favoritos, Música

Probablemente la música sea el mayor legado cultural que Estados Unidos ha dejado al mundo. Más allá de combates, armas, consumismo y hamburguesas, la riqueza musical del país de las barras y las estrellas es indiscutible. Y si tenemos que decir una banda que aglutine todas estas ramas, todos estos géneros, todas estas tendencias musicales típicamente americanas, diríamos sin lugar a dudas, The Band. Nadie ha sabido mezclar como ellos esa infinidad de sonidos y colores tan auténticos y tan dispares. Nadie ha sabido hacerlo mejor. The Band nace a mediados de los años 50 cuando Ronnie Hawkins y Levon Helm se juntan y contratan a cuatro músicos canadienses para formar The Hawks, un conjunto que versionaba a las viejas glorias del Blues, del R&B, del Góspel o del Country. Poco después Hawkins abandonaría la banda y Levon Helm tomaría el mando.

The Hawks (en esta época también conocidos como Levon Helm & The Hawks, o The Canadian Squires) estaba profundizando en un sonido más elaborado, explorando el Blues y el Soul, gracias al enorme talento de todos sus músicos, mientras publicaba diversos LP´s de versiones y se embarcaba en larguísimas giras.

En 1965 en plena sesión con John Hammond Jr. The Hawks conocen a Bob Dylan. En seguida comienzan las colaboraciones. Le acompañan en su siguiente gira y publican un grandioso disco conjunto The Basement Tapes. The Hawks se rebautizan como The Band. La crítica americana les adora, pero Levon Helm no quiere ser un simple músico de acompañamiento y decide abandonar la banda, siendo sustituido por Mickey Jones.
en seguida, Albert Grossman, manager de Dylan les ofrece un contrato discográfico con Capitol Records y graban dos años después, en 1968, su maravilloso e imprescindible disco debut Music From Big Pink, en honor a la casa rosa que Dylan había alquilado en Woodstock para grabar las primeras sesiones con la banda. Un año después, profundizaron aun más en sus raíces y sacaron al mercado el maravilloso The Band el segundo disco del grupo con un sonido aun más áspero y auténtico, pero siendo fieles al testigo que tomaron cuando decidieron ser la voz de la cultura de su país.

Los años siguientes, se caracterizaron por las disputas internas. A pesar de que seguirían firmando tres o cuatro discos de gran calidad, las vicisitudes de la banda, los problemas con las drogas y las disputas de liderazgo entre sus miembros, llevaron a la disolución del grupo con un maravilloso e inolvidable concierto homenaje filmado por Martin Scorsese en su película The Last Waltz. El concierto, que tuvo la colaboración de Eric Clapton, Dr. John o el propio Bob Dylan se convertiría en el eco del legado que The Band ha dejado para siempre en nuestras vidas y en la mejor representación de la infinita cultura musical americana que se recuerda.



Los favoritos de Bdílé – The Hollies
19 abril, 2010, 16:15
Filed under: Favoritos, Música

¿Alguna vez te has preguntado por qué te gusta la música?¿Por qué has hecho esos cientos o miles de kilómetros para ver a cualquiera de tus grupos favoritos?¿Qué tiene la música que te hace esperar durante horas en medio de una larga cola para comprar unas entradas?¿Qué tiene esa canción que siempre te llena el pecho o te pone la piel de gallina? Está claro que es algo difícil de explicar. Algo mágico. Por eso la música es tan importante en nuestras vidas. Por eso es algo grande y único. La música es lo que es gracias a grupos como éste. Gracias a bandas como The Hollies. No es broma. Quizá pienses que exagero. Quizá digas que no son para tanto, que son una banda más. Quizá tengas razón. Quizá no.

The Hollies nace como un dúo, The Two Tweens en 1961, cuando Allan Clarke y su amigo de la infancia Graham Nash, empiezan a versionar grandes éxitos del Rythm n´Blues de la década de los 50. Ya como The Hollies, en 1962 firman un contrato con Parlophone y comenzarán a grabar sus primeros singles. Alcanzando en numerosas ocasiones el Top 10 en Reino Unido, The Hollies asombrarán a propios y a extraños con su elegancia y maestría compositiva, con sus maravillosas melodías enmarcadas en esos coros a tres voces o con el talento de todos y cada uno de sus miembros que construirían durante toda la década de los 60 una de las discografías más interesantes, preciosistas, coloridas e imprescindibles de la historia.

No obstante y a pesar de sus éxitos, The Hollies siempre estuvieron a la sombra de los grandes dinosaurios de la industria discográfica de la época. The Rolling Stones, The Who, The Beatles o The Byrds entre otros se llevaron con creces las partes más grandes y jugosas del pastel, relegando incomprensiblemente a The Hollies a un desmerecido e injusto segundo plano.

Desde Bdílé, queremos rendir homenaje a una de las mejores bandas de la historia de la música pop. Disfruten.



Los Favoritos de Bdile – Buzzcocks
9 abril, 2010, 15:11
Filed under: Favoritos, Música

1975. Howard Trafford, amante de The Velvet Underground, Stooges y la música garage del beat de los 60, coloca un anuncio en el tablón de su instituto en busca de gente que quiera montar una banda y comparta gustos musicales. Al anuncio responde un chaval. Un estudiante amante del rock llamado Peter McNeish. Ambos cambiaron sus nombres por los de Howard Devoto y Pete Shelley respectivamente, poco antes de reclutar un batería para la banda. Buzzcocks no existía todavía, pero las buenas maneras entre Devoto y Shelley les hicieron prescindir de aquel primer batería y buscar algo más serio. Aquello prometía.

Poco después, en 1976, Devoto y Shelley conocen a Garth Davies y Mick Singleton, quienes se encargarán del bajo y la batería respectivamente. La universidad donde estudian los nuevos fichajes, les ofrece un bolo. El primer directo de Buzzcocks. Aunque esta formación no durará, ya que Davies y Singleton abandonarán el grupo poco después, Devoto y Shelley conocen el mes siguiente a los que compondrán la formación clásica de Buzzcocks y con quienes sentarán sus principios y las bases de la personalidad que les llevaría a ser una de las bandas más influyentes del pop moderno. Steve Diggle y John Maher.

Los cuatro estuvieron presentes en Londres durante la actuación de Sex Pistols en 1976. Quedaron tan impresionados que invitaron a actuar a Sex Pistols en su Manchester natal con ellos de teloneros. El éxito fue rotundo. Su aparición en el Anarchy Tour en 1977 les daría la fama suficiente para grabar su primer EP: Spiral Stratch. Su comienzo.

Buzzcocks no duró demasiado. Fue otra banda más en la estela pasajera del Punk de finales de los setenta, pero sus influencias son enormes. A parte de formar parte de ese selecto grupo de abanderados e iniciadores de un movimiento cultural tan impresionante como este, Buzzcocks supuso una ventana de salida al rudo y sistemático sonido Punk de la escena de 1977. Abrazaban los principios de precariedad y sencillez musical que el Punk proclamaba, pero eran mucho más elegantes y finos en las composiciones, que sus contemporáneos musicales. Sus letras no incitaban a la revolución ni eran tan incendiarias como las de Clash, The Damned o Sex Pistols. Su sonido lleno de energía era puro sonido Punk y a la vez, algo diferente. Muchos denominarían su música como Art Punk o Pop Punk. Acertaron.

En 1977, tras la publicación de su primer EP, Devoto abandonó la banda para entrar en las filas de Magazine. Steve Diggle le sustituyó en la guitarra publicando poco después Orgasm Addict, single que les daría la llave para firmar su primer contrato con United Artists que haría posible la grabación de su maravilloso primer LP Another Music in A Different Kitchen con Martin Rushent (Ingeniero de sonido del Electric Warrior de T.Rex) como productor. Aquí nos regalaron joyas como Fast Cars o I don´t Mind. El disco, que fue número 15 en el Reino Unido, nos dejaría grabado a fuego esa declaración de intenciones que mantuvieron a rajatabla durante el siguiente año y medio y durante sus dos siguientes LPs: Love Bites (1978) y A Different Kind Of Tension (1979). La banda se disolvió inesperadamente en 1981 por desavenencias con EMI, pero lo cierto es que sigue presente en gran parte de los discos que escuchamos hoy día. Todo un lujo.

De regalo, la maravillosa Love You More.